frutas y vegetales frescos

Existe una tendencia muy extendida, principalmente, por las celebridades y estrellas del mundo del espectáculo, de apostar por una vida saludable, lo que incluye, obviamente, la alimentación y en este marco se vuelcan por el consumo de alimentos en su estado natural. Así se puso de moda la llamada dieta crudivegana, seguida por figuras como Natalie Portman, Gwyneth Paltrow, Megan Fox, Demi Moore, Uma Thurman.

¿De qué se trata esta dieta crudivegana?

En principio implica menos trabajo en la cocina, ya que los alimentos se consumen crudos. Es derivada de una dieta vegetariana y vegana llevada al extremo. Se basa en la concepción de un estilo de vida más saludable, la vuelta a lo orgánico, sin procesar y la defensa de los animales. La alimentación incluye fundamentalmente frutas y vegetales crudos y orgánicos y nada de alimentos de origen animal.

Para consumir determinados alimentos como legumbres o cereales, se aplican técnicas culinarias como la germinación, deshidratación, remojo o fermentación.

El chef argentino especialista en comida crudivegana Javier Medvedovsky explica:

La comida crudivegana va a la esencia, a recoger los nutrientes que llevan los alimentos más esenciales: las frutas y las verduras. Debemos ser conscientes de que los alimentos tienen un proceso de maduración y que tienen unos ciclos: vienen de un árbol o de un arbusto. Una de las leyes principales del raw food es que intenta huir de todo lo procesado y procesar los alimentos lo mínimo posible.

la idea es alcalinizar la dieta, porque el envejecimiento de las células, el estrés, las comidas procesadas acidifican el pH de la sangre, y eso no nos interesa nada si queremos mantenernos sanos.

El raw food coge alimentos ecológicos y sin químicos, pero descarta los animales, la leche y los huevos. Se basa en frutas, verduras, hojas verdes, raíces, semillas, granos, legumbres, frutos secos, aceites, grasas, algas, flores, hierbas, sales, especias… Es lo que llamamos ‘alimentos vivos’, porque no han sido cocinados a más de 40 ºC y conservan enzimas muy beneficiosas para la salud.

La dieta crudivegana tiene como principio básico no mezclar determinados alimentos, para evitar una mala absorción de los nutrientes. Los que no se pueden combinar incluyen:

  • Grasas y proteínas con productos de alto índice glucémico.
  • Frutas dulces con ácidas.
  • Diferentes tipos de proteínas, de grasas e hidratos de carbono entre sí.
  • Hidratos de carbono con ácidos.

Alimentos que deben evitarse en la dieta crudivegana

  • Alimentos que superen los 42ºC de temperatura (42ºC es la temperatura que alcanzarían si estuvieran expuestos al sol).
  • Alimentos que contengan grandes cantidades de almidón (papas y cereales sin germinar).
  • Se deben evitar los alimentos de origen animal como ser lácteos, huevos y derivados.
  • Alimentos procesados y envasados.
  • Alimentos que contienen químicos o producen toxinas en el organismo.
  • Alimentos transgénicos.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Harinas, sal y azúcar.

Beneficios de la dieta crudivegana

  • Los principales beneficios de esta dieta provienen del aporte de fibra contenida en los alimentos que la caracterizan, lo que ayuda a mantener bajo el colesterol malo y los triglicéridos.
  • Al ser una dieta cuyos principales alimentos tienen un aporte calórico muy bajo, la pérdida de peso está garantizada.
  • Algunos alimentos mantienen mejor sus propiedades crudos, por lo que consumirlos en su estado natural sería muy beneficioso.

Riesgos de la dieta crudivegana

  • Al ser una dieta restrictiva, se eliminan de la misma alimentos que aportan nutrientes que son esenciales para el organismo como los provenientes de los productos de origen animal y que no pueden ser obtenidos de otros alimentos. Es así que pueden producirse deficiencias de hierro, calcio y vitamina B12.
  • Las carencias nutricionales pueden provocar síntomas físicos como dolores de cabeza, cansancio, cambios en el estado anímico, ansiedad.
  • Algunos alimentos consumidos crudos podrían ser riesgosos para la salud.
  • A largo plazo si esta dieta no está bien cumplimentada puede causar daños a la salud.

Steve Jones, profesor de Genética de la University College de Londres, Inglaterra, explica por qué la dieta crudivegana no puede ser llevada adelante por mucho tiempo:

Somos los únicos animales que se morirían de hambre si comieran sólo alimentos crudos. Perdimos la habilidad de digerir nuestro alimento. Perdimos las enzimas y el mecanismo de absorción necesario para digerir alimentos crudos.

Sian Porter, de la Asociación de Dietistas Británicos (BDA), autor de una lista de dietas que deberían ser evitadas en 2018 señala sobre la dieta crudivegana:

La gente piensa que ser vegano es un sinónimo de saludable, pero requiere una planificación cuidadosa para asegurarse de no perder nutrientes importantes.

Según los expertos de la BDA:

una dieta vegana planeada con los suplementos necesarios como la vitamina B12 y vitamina D puede ser saludable, pero no es una garantía a perder peso.

…contienen las mismas calorías que los no veganos.

su preparación puede consumir mucho tiempo, son difíciles de encontrar cuando se come fuera de casa, y no son adecuados para ciertos grupos como niños o mujeres embarazadas.

…algunos alimentos son mejores crudos, pero otros son más nutritivos cocidos, como las zanahorias, y algunos alimentos no se pueden comer crudos, como las papas.

Puntaje: 
Promedio: 1 (1 voto)