Los beneficios probados para la Salud de las Semillas de Chia

Las semillas de chía están llenas de fibra, grasa y antioxidantes. Tienen la reputación de ser un "superalimento, y por una buena razón: pueden ser diminutas, pero tienen un gran impacto nutricional. De hecho, solo una cucharada, contiene solamente 69 calorías, pero aporta 5 gramos de fibra, 4 de grasa y 2 de proteína.

Dawn Jackson Blatner, RDN, dietista y autora de “The Superfood Swap”, dice al respecto:

Usted puede encontrar muchos alimentos ricos en fibra y grasa, pero las semillas de chía tienen estos beneficios en un paquete muy pequeño.

Creo que eso es lo que los hace súper.

Origen del uso de las semillas de chía

Los beneficios para la salud de las semillas de chía no son exactamente nuevos. De hecho, la gente las ha estado comiendo por más de 5,000 años. Originaria de México y Guatemala, la chia (es decir, Salvia hispanica L., un miembro de la familia de la menta), según un estudio realizado en 2016 en la revista “Journal of Food Science and Technology”, fue usada por los aztecas y mayas en todo tipo de preparaciones, desde comidas hasta medicinas y cosméticos.Estas diminutas semillas son tan versátiles como saludables.

Sobre ello dice la dietista estadounidense, Jackson-Blatner:

Las uso en cualquier lugar donde uso nueces picadas.

Los pongo en batidos o encima de una ensalada, o los usaré para hacer pudín de semillas de chía.

Disponibles todo el año, pueden ser compradas comprarlos en línea en tiendas como Amazon.com o encontrarlas en la mayoría de las tiendas de comestibles.

5 razones por las que las semillas de chía son buenas para su salud

1 Están llenas de fibra

Una cucharada de semillas de chía contiene cinco gramos de fibra, aproximadamente el 20% de la ingesta diaria recomendada. En contraste, la misma cantidad de arroz integral contiene solo 0.2 gramos de fibra. Aunque la fibra dietética puede ayudar a reducir nuestros niveles de colesterol y reforzar nuestra salud digestiva, las estadísticas muestran que la mayoría de las mujeres en los Estados Unidos solamente están comiendo unos quince gramos al día, muy por debajo de los veinticinco gramos recomendados.

2 Pueden ayudar a formar huesos fuertes

Las semillas de chía tienen un alto contenido de fósforo y magnesio, dos minerales que pueden ayudar a mantener nuestros huesos sanos, dice Tara Gidus Collingwood, RDN, dietista y autora de “Flat Belly Cookbook for Dummies”. En un estudio de 2015, publicado en el “Nutrition Journal”, las personas que consumían más fósforo tenían un riesgo 45% menor de osteoporosis que las que consumían menos. Una cucharada de semillas de chía contiene 122 miligramos de fósforo y 47 miligramos de magnesio, alrededor del 17 y 15% de su consumo diario recomendado, respectivamente.
Sugerencia: haga un sustituto del huevo en las recetas, agregando 3 cucharadas de agua a 1 parte de semillas de chía.

3 Son una proteína completa

Puede ser difícil para las personas que consumen una dieta basada en plantas encontrar "proteínas completas", es decir, que contengan todos los aminoácidos esenciales que su cuerpo necesita para seguir funcionando. Las mismas tienden a encontrarse en los productos animales, incluyendo la carne, las aves y los mariscos.

Las semillas de chía, sin embargo, son una proteína completa, lo que las convierte en una buena opción para veganos y vegetarianos, dice Gidus Collingwood. Mientras que una cucharada solo le dará 2 gramos de peso neto (una razón por la que no debería ser su principal fuente de proteínas, dice Jackson Blatner), usted puede aumentar su consumo de proteínas haciendo un pudín de semilla de chía con leche de soya y almendras molidas.

Jackson Blatner señala:

Las semillas de chía también son un gran sustituto de los huevos en las recetas.

Añade 3 cucharadas de agua a 1 parte de semillas de chía, y tendrás esta mezcla pegajosa que funciona como sustituto del huevo.

4 Son ricas en ácidos grasos omega-3

Las semillas de chía son una fuente de ácido alfa-linolénico (ALA, por sus siglas en inglés), un tipo de ácido graso omega-3 que podría ofrecer una "modesta protección" contra las enfermedades cardiovasculares, según un estudio realizado en 2014 en “The American Journal of Clinical Nutrition”. El ALA es un ácido graso esencial; debido a que su cuerpo no puede producirlo por sí solo, usted tiene que consumirlo de los alimentos.

Dicho esto, Gidus Collingwood señala que la gente todavía necesita obtener otros dos tipos de ácido omega-3 -docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA)-del pescado y los mariscos. Aunque su cuerpo puede convertir algo de ALA en DHA y EPA, solo puede hacerlo en pequeñas cantidades, según los Institutos Nacionales de Salud.

Consejo: Acompañe el yogur con 7 gramos de semillas de chía para reducir su consumo de calorías en un 25% en su próxima comida.

5 Pueden ayudarle a mantenerse hidratado

¿Vas a salir a correr? Tal vez quieras llenarte de semillas de chía primero.

Jackson Blatner dice sobre esto:

Las semillas de chía absorben mucha agua, por lo que pueden ayudar a los atletas o corredores de resistencia a mantenerse hidratados.

Un estudio publicado en 2009 en la revista “Food Science and Technology” descubrió que un gramo de harina de chía podía absorber casi 12 gramos de agua.