Usos en la cocina del aceite acalórico

Desde hace algunos años el aceite acalórico se viene incluyendo en diversas dietas para adelgazar y en estilos de alimentación saludable. A continuación, presentamos algunas ideas para la implementación del aceite acalórico en nuestra dieta diaria.

Aceite acalórico en ensaladas

Ensaladas

Uno de los mejores usos del aceite acalórico es sin duda en las ensaladas, sean estas de hojas verdes (col, lechuga, acelga, espinaca etc.) o mixtas con verduras o frutos.

El uso del aceite de oliva ha cobrado mayor importancia en las ensaladas, ya sea en presentación individual como un condimento más o en combinación con otras especias como parte del aliño (mezcla de sal, pimienta, vinagre o limón y aceite de oliva), debido principalmente a que formar parte de la composición de aceites acalóricos.

Con el aceite de oliva también se pueden preparar otras clases de aliños, empleando distintos ingredientes típicos, tanto para ensaladas de vegetales crudos o cocidos.

Aceite acalórico para aderezar carnes cocidas

Carnes cocidas

El aceite acalórico no se puede calentar ni usar para freír, pero si se puede usar para condimentar carnes ya cocidas. Ejemplo de ello es el uso en carnes blancas de ave (pollo y pato), así como carnes rojas de cerdo o res, y también para pescados y mariscos. Recuerde que siempre las carnes deben estar cocidas a una temperatura adecuada.

Aceite acalórico para preparar salsas

Salsas

Muchas o casi todas las salsas tienen como ingrediente principal al aceite, por lo que la mayoría tiene un alto contenido calórico, lo que las convierten en casi prohibitivas para personas que siguen un régimen para adelgazar. Sin embargo, si se usa aceite acalórico, dichas cremas bajarían en gran porcentaje su nivel calórico. Por ejemplo, las mayonesas, las salsas picantes, las salsas ácidas, y las salsas con queso, se beneficiarían tremendamente de esta reducción calórica.

Puntaje: 
Sin votos aún