Anthony Bourdain y Benoit Violier dos chefs víctimas de suicidio
Anthony Bourdain y Benoit Violier

Recientemente, el pasado 8 de junio de 2018, se conoció la triste noticia del suicidio del chef Anthony Bourdain. Su muerte se suma a la lista de prestigiosos chefs que se han quitado la vida en los últimos años. ¿Qué hay detrás de estos suicidios en el mundo de la gastronomía?

1 Anthony Bourdain - 2018

Anthony Bourdain
Con 61 años, el chef estadounidense estrella de la televisión norteamericana, en un muy buen momento de su carrera, tomó la decisión de quitarse la vida. Se encontraba de viaje en Francia, trabajando en un episodio de su programa "Parts Unknown" de CNN, y fue en su hotel donde lo encontró muerto su compañero y amigo, el chef francés Eric Ripert. Hace pocos días se transmitió por CNN el último episodio grabado de la serie, el cual cobró un significado bastante simbólico, considerando el fatal desenlace de Bourdain. El episodio trata de un breve viaje que realizó para conocer la cultura de Bután, en compañía del director de la película Black Swan, Darren Aronofsky, y en el cual ambos realizaron el ritual butanés de la muerte.

Tal como se aprecia en el episodio final de "Parts Unknown", Bourdain hace algunas reflexiones significativas sobre la vida y la muerte:

La vida es sólo un sueño.

Se considera iluminante y terapéutico pensar en la muerte algunos minutos todos los días.

2 Benoit Violier - 2016

Benoit Violier
El chef francés de 44 años se quitó la vida el 31 de enero de 2016 con un arma de fuego. Dirigía el restaurante l’Hôtel de Ville de Crissier, Suiza, galardonado con tres estrellas Michelin y considerado por el gobierno francés como el mejor restaurante del mundo. Tras su muerte, se conoció que había sido estafado y perdió, aproximadamente, 8 millones de euros.

3 Homaro Cantu - 2015

Homaro Cantu
El chef estadounidense que fuera recordado por su incursión en la gastronomía molecular, se suicidó el 14 de abril de 2015. Tenía 38 años y fue hallado muerto en el interior de las instalaciones de una cervecería que estaba reformando en Chicago, Illinois. La causa de su muerte, según el parte policial, fue suicidio por ahorcamiento. Era propietario del restaurante “Moto” y tenía como ideal el cambio social en el mundo aportando lo suyo desde su lugar: la cocina. Expresó varias veces su propósito de: “dar de comer a las masas”. Tenía problemas legales por la demanda de un inversor llamado Alexander Espalin, quien alegaba que el cocinero había utilizado fondos del restaurante para su beneficio personal.

4 Bernard Loiseau - 2003


El chef de 52 años acabó con su vida de un disparo el 24 de febrero de 2003. Los rumores en torno a su muerte atribuyeron su suicidio a que los periódicos franceses dieran la noticia de que su restaurante “Côte d'Or's” estaba a punto de perder las tres estrellas Michelin. Esta es la máxima calificación otorgada por la Guía, la cual le fue conferida desde 1991. Adicionalmente, la guía de “Gault Millau” le había rebajado la calificación de 19/20 a 17/20.

Su viuda, Dominique Loiseau, aseguró que fue una sumatoria de factores que llevaron a Bernard a la muerte. Al respecto, dijo:

Bernard estaba muy cansado.

¿Qué hay detrás de las muertes de celebres chefs?

El célebre chef francés Marc Veyrat manifestó, con motivo de la muerte de Benoit Violier, lo siguiente:

La cocina es un ambiente con una gran presión. ¿Qué otra profesión liberal aceptaría ser constantemente evaluada?

Sin las notas, sin las guías, nos sentimos huérfanos. Los cocineros somos locos apasionados, ¡los chalados de la felicidad!

No todos los chefs quieren vivir bajo la presión de la Guía Michelin

El chef francés Sébastien Bras, dueño del restaurante Le Suquet, localizado al sur de Francia y premiado con tres estrellas Michelin, decidió dejar de figurar en la prestigiosa Guía Michelin para no sentirse tan presionado y ser más libre.

Voceros de la Guía Michelin dijeron que es la primera vez que un chef alega dichas causas para salir de la misma:

Primera vez que uno de ellos nos pide dejar de figurar en la guía.

Sébastien Bras, por su parte, mencionó al respecto:

Quizás perderé notoriedad, pero lo asumo.

Ahora quiero proponer lo mejor fuera de la competición.

Me sentiré libre, sin preguntarme si mis creaciones gustan o no a los inspectores de Michelin.

Una web de ayuda para chefs con problemas

Existe una organización promovida por la periodista culinaria, ex editora en jefe y actual editora general de Tasting Table, Kat Kinsman, dedicada a prestar ayuda a los cocineros con problemas de ansiedad, depresión, adicciones y trastornos alimentarios. La web llamada Chefs with issues (Chefs con problemas), toma el nombre de una serie de artículos en inglés que fueron publicados en CNN Eatocracy, para los que Kinsman entrevistaba a diversos chefs. Las confesiones “off the record” (extraoficiales) del sufrimiento mental por el que atravesaban estos profesionales, la alentaron a hacer algo por ellos.

Kinsman sostiene que los cocineros no hablan de sus problemas de salud mental por temor a perder sus trabajos:

La gente desea hablar de esto, siempre y cuando pueda proteger su identidad. Nadie quiere poner su trabajo en peligro.

En una conferencia que Kinsman ofreció, compartió una de las tantas historias anónimas que llegan a la web de “Chefs with Issues” y que resume perfectamente la presión por la que atraviezan los chefs:

A veces mi ansiedad llega a tales niveles que siento que ningún ser humano podría soportarla. Reviso los cumplidos que he recibido como chef, pero no me siento satisfecho. Gano mucho dinero, pero no me siento valorado. Me he perdido tantas cosas de la vida y he perdido tantas relaciones... No sabía que esto era lo que estaba firmando cuando era joven. Ahora, a la mitad de mi carrera, no sé qué más podría hacer con mi vida. Muchos de mis modelos han caído, algunos se han quitado la vida. Siento que somos de usar y tirar, menos que humanos.

Puntaje: 
Promedio: 3.6 (5 votos)