el tomate y sus beneficios

Mientras más se estudia esta fruta, más beneficios para la salud se encuentran en sus propiedades. Y es que está compuesta por características que resultan de una diversidad genética rica en todos los sentidos.

Según un estudio del año 2013, contiene en su genoma 35.000 genes, lo que significa que tiene 7.000 más que el ser humano, ¡Algo increíble! Pero cierto.

Si aún no comprendes lo que significa, tiene mayores posibilidades de adaptarse a su entorno que el propio hombre.

Composición

El tomate contiene muy pocas calorías y por ello es utilizado para miles de ensaladas, quizá ese sea su valor más conocido por todos. Esto se debe a que la mayor parte de su peso, 95% para ser específicos, es agua. Su sabor tiene que ver con una cantidad mínima de azúcares y ácidos orgánicos conocidos como málico y cítrico. Además, la poca fibra que lo compone, es justamente la necesaria para el cuerpo humano.

Los minerales que contiene también son bastante variados. Entre ellos se encuentran el potasio, el fósforo y el magnesio. Esto quiere decir que con unos dos tomates al día se pueden cubrir las necesidades de hierro del organismo de una persona adulta.

Otra de las principales propiedades es el licopeno, que le otorga ese llamativo color rojo y que además ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y protege de las enfermedades degenerativas como el Alzheimer, la ceguera, la sordera y la diabetes.

Además, las vitaminas antioxidantes más importantes como la A, C y E son proliferas en este fruto rojo. Es por eso que con tan sólo dos o tres tomates al día, se puede cubrir casi el total de las necesidades vitamínicas del cuerpo. Como si todo esto fuera poco, previene el envejecimiento prematuro y fortalece el sistema inmune

Cómo complemento beneficioso, el tomate es ideal para cuidar los huesos y prevenir el cáncer de próstata.

Vanesa Er, autora de una investigación de la escuela de Medicina Social en la Universidad de Bristol, señala sobre esto:

Nuestros hallazgos sugieren que los tomates pueden jugar un papel importante en la prevención del cáncer de próstata, los hombres deberían incluir en su dieta una amplia variedad de frutas y verduras, mantener un peso saludable y ser activos físicamente.