Perder peso es una meta de muchas personas que, sin embargo, pocas alcanzan con éxito. En el camino hacia ello, suelen abandonar porque les resulta muy sacrificado. Pero lo cierto es que los cambios de hábitos, la incorporación de costumbres más saludables en la dieta (alimentos que ayudan a adelgazar) y en la vida cotidiana (hacer todas las comidas, beber jugos de fruta, consumir frutas y verduras a diario), son la clave para lograr los objetivos.

1No saltearse comidas

El saltearse comidas es uno de los perores hábitos, lamentablemente más frecuentes, que suelen tenerse en la actualidad. Las obligaciones cotidianas, los extensos horarios de la jornada laboral, etc., impiden muchas veces que las personas se tomen el tiempo necesario para alimentarse adecuadamente varias veces en el día. La consecuencia, es que llegan a la tarde - noche muy hambrientos y comen más de la cuenta. El desayuno es una comida muy importante que debería respetarse sin excepción, luego un almuerzo ligero, algunas colaciones en el día (lácteos, frutas, cereales) y una cena liviana sería lo ideal para llevar una alimentación saludable y no aumentar de peso.

2Comer a diario 5 porciones de frutas y verduras

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo diario de 400 gramos de frutas y verduras para mantener una alimentación saludable, no aumentar de peso y prevenir enfermedades crónicas como el cáncer, cardiopatías, diabetes y obesidad. La incorporación a la dieta diaria de frutas y verduras de estación, es lo ideal para seguir con estos consejos y además de alimentarse bien, cuidar la economía familiar.

3Comer poco en la tarde - noche

Hay un dicho muy popular que dice desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo. Éste se basa en que la primera ingesta del día es la más importante, ya que es la que aporta la energía necesaria para afrontar la jornada. Sin embargo, estos requerimientos bajan con el transcurso de las horas y luego de las 6 de la tarde el gasto calórico es mucho menor. Por ello, si se come demasiado en la tarde – noche se sube de peso. Los hidratos de carbono elevan la insulina y el azúcar ingerido se convierte en grasa acumulada.

4Desintoxicarse con zumos de frutas

Los jugos de frutas y verduras son grandes aliados en las dietas Detox para bajar de peso, ya que ayudan a desintoxicar el organismo y prepararlo para estar más saludable. Pueden incorporarse a la alimentación diaria o utilizarse como un recurso semanal (una dieta líquida una vez a la semana). Hay muchas variedades de preparaciones que son muy sabrosas y favorecen la pérdida de kilos. Jugo verde (Tallos de apio, manzana verde, jengibre, espinacas, limones y pepino), jugo de arándano (limpia el organismo, favorece la digestión), jugo de repollo o col blanca (tiene efecto diurético), jugo de pomelo (aporta vitaminas que equilibran el proceso metabólico y ayuda a eliminar líquidos gracias a que activa las enzimas de la digestión).

Puntaje: 
Sin votos aún