El consumo de aceites en la dieta es fundamental, aporta propiedades beneficiosas como antioxidantes, vitaminas y grasas buenas (ácidos grasos monoinsaturado).

Siempre son preferibles los aceites líquidos antes que las grasas solidas de origen animal como la mantequilla, que contienen ácidos grasos saturados nada recomendables para la salud.

1 Aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los más recomendados por sus excelentes propiedades para la salud. Aporta Omega 3 y es un ingrediente fundamental en la conocida y recomendada dieta mediterránea. Su consumo regular en la alimentación, aporta antioxidantes que protegen el corazón, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, a bajar la presión arterial, mejora la circulación sanguínea e incrementa el colesterol HDL (bueno).

2 Aceite de nuez

Pese a contener mucha más cantidad de Omega 3 que el de oliva, no es tan popular como éste. El aceite de nuez o el fruto propiamente aportan a la dieta fibra, proteínas de muy buena calidad, minerales, vitaminas, aminoácidos esenciales y fitosteroles. Éstos últimos ayudan a disminuir el colesterol. El consumo regular de nueces (algunas veces por semana), controla la hipertensión y reduce el riesgo de diabetes tipo 2.

3 Aceite de canola

Este aceite rico en grasas poliinsaturadas, según un estudio de la Universidad de Toronto, contribuye a reducir el azúcar en la sangre por lo que es bueno en casos de diabetes y para reducir el colesterol malo gracias a su aporte de ácidos grasos Omega 3.

4 Aceite de onagra

Aporta un ácido graso esencial llamado EPQ, ácido gamalinolénico y Omega 6. Sus propiedades ayudan en la prevención de enfermedades como el cáncer y la arteroesclerosis.

5 Aceite de semillas de uva

La Asociación Americana del Corazón (AHA) lo recomienda por ser fuente de vitamina E. Su eficacia para reparar los vasos sanguíneos debilitados o dañados, para controlar el colesterol elevado y en casos de retinopatía diabética.

6 Aceite de cacahuate

Recomendado por la Asociación Americana del Corazón, aporta ácidos grasos de buena calidad y antioxidantes que ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y el cáncer de mama.

7 Aceite de aguacate

El aguacate es un que contiene grasas mono-insaturadas que favorece los niéveles de colesterol HDL (bueno) y reducen el LDL (malo).

8 Aceite de chía

Aorta los ácidos grasos saludables para la salud cardíaca (Omega 3, Omega 6 y Omega 9). Su eficacia estaría en reducir el colesterol malo y aumentar el bueno.

9 Aceite de cártamo

Es rico en grasas saludables y vitamina E, que reducen la glucosa en sangre y regulan los niveles de colesterol.

10 Aceite de coco

De acuerdo a investigaciones de la Dra. Mary Newport, del Spring Hill Regional Hospital, este aciete podría ayudar a frenar el proceso degenerativo del Alzheimer.

Puntaje: 
Sin votos aún