salsa pesto
Salsa Pesto
Foto cortesía de FotoosVanRobin - Flickr.com

Siguiendo con el interesante mundo de la gastronomía y sus salsas, descubriendo lentamente como la sabiduría e incluso la casualidad, han dado origen a una infinidad de sabores típicos, nacidos de la riqueza de ingredientes de cada zona geográfica; hoy veremos otras de las recetas que han logrado convertir un simple plato en una delicia inolvidable.

Pesto

El pesto es una exquisita salsa originaria de Génova, Italia, e imposible de ser olvidada: Una vez que se consume, queda su sabor impregnado en la garganta por el resto del día, debido al fogoso encuentro del ajo con la albahaca. Se puede utilizar sobre pastas, carnes, verduras, etc.
Existen muchas versiones de este aderezo verde, aunque en honor a su origen, hoy veremos la receta genovesa:

Ingredientes:

  • 150 gramos de albahaca (alrededor de 30 o 40 hojas)
  • 100 gramos de queso parmesano
  • 5 dientes de ajo
  • 5 cucharadas de piñones tostados (o almendras o nueces)
  • 1 taza de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

La preparación es muy sencilla, solo hay que lavar muy bien las hojas de albahaca (y secarlas), pelar los ajos y retirarles la parte del centro (que otorga un sabor fuerte); tomar un mixer o licuadora, agregar todos los ingredientes sólidos, triturarlos y lentamente ir agregando el aceite para obtener una rica crema, a la que solo hará falta una pizca de sal y pimienta.

Salsa Tártara

La Tártara es una salsa originaria de Francia, que se caracteriza por un delicioso sabor alimonado, capaz de hacer lucir a una buena cantidad de pescados y verduras.
La mayoría de sus versiones se realizan en base a mayonesa, pepinillos y limón. Vale la aclaración de que se puede utilizar la mayonesa envasada o preparar en el momento una rica mayonesa casera. Veamos de que forma se puede realizar la salsa tártara:

Ingredientes:

  • 200 gramos de mayonesa
  • 50 gramos de pepinillos picados
  • 25 gramos de alcaparras picadas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Hojas de cilantro o finas hierbas picadas
  • Sal y pimienta

Preparación:

Solo es necesario agregar los ingredientes dentro de un mixer, comenzando por la mayonesa, luego las alcaparras, los pepinillos y las especias frescas, y empezar a mezclarlos mientras se agrega el limón, la pimienta y la sal.
El objetivo de la preparación es obtener una crema homogénea y liviana, útil para saborizar cualquier plato, con su tono fresco.

Salsa Barbacoa

Finalizamos el trayecto culinario de hoy, con una última salsa fresca y deliciosa: La Barbacoa, un aderezo cuyo origen es difícil de precisar, dado que se encuentra dividido entre Inglaterra, Francia y América. Lo importante de destacar, es que la salsa barbacoa nace para adobar cortes de carne hechos sobre la parrilla. Existen infinidad de versiones de esta salsa, pero hoy veremos su receta básica.

Ingredientes:

  • 2 tazas de salsa de tomate o ketchup
  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de vinagre
  • 2 cucharadas de limón
  • 5 cucharadas de azúcar negra
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de salsa inglesa
  • 1 cucharada de pimienta en grano molida

Preparación:

Poner en una cacerola un chorrito de aceite y agregar la cebolla y el ajo, cocinar hasta que esten dorados, agregar el resto de los ingredientes y mezclar muy bien. Dejar reducir la salsa a fuego bajo (sin tapar), y revolviendo para que no se pegue, hasta que se presente espesa. Retirar del fuego, chequear su sabor, agregar lo que sea necesario y dejar enfriar.

Seguiremos pronto con más especialidades de distintos países.

Leer Especial Salsas (Parte III): Rojas Delicias

Agregar comentario