Cuy frito
Cuy frito al estilo peruano - flickr.com

La cocina es también una puerta a lo excéntrico y exótico, y lo que para algunos podría resultar repugnante para otros es muy sabroso.

Muchas gastronomías tienen en sus recetarios platos que llevan como ingredientes, carnes exóticas y un tanto extrañas. Por ello, hemos confeccionado una lista con algunas de estas carnes y los países o lugares que se atreven a comerlas. Probablemente tendremos más de una sorpresa.

  • El cuy o cobaya (conejillo de india)
  • Antes de ser una de las mascotas favoritas de los niños, este pequeño roedor conocido como conejillo de indias, fue una de las bases alimenticias de los antiguos peruanos. Hoy en día, el cuy como es conocido en Peú, sigue siendo uno de los principales delicatessens de la cocina peruana. A algunos les resultará difícil comer a algo que podría ser su mascota, pero en defensa de quienes lo preparan, debemos decir que es una carne baja en grasas, con muchos nutrientes y muy sabrosa.

  • Mono
  • En Guinea es muy popular comer sesos de mono, pero lo más asombro, es que es servido en el mismo cráneo del animal. En Africa, se comen los dedos de este animal, bien fritos y como aperitivo.

  • Gusanos y otros insectos
  • Los gusanos son una fuente alta en proteínas y nutrientes. Es por eso que en muchos países son parte del menú. Algunas veces fritos, otras veces guisados y en ciertos casos crudos. Por ejemplo en México, se comen los gusanos de maguey con mantequilla. En la selva peruana se comen los zurits, gusanos que viven dentro de los troncos del aguaje. Las hormigas también son insectos que entran en el menú de varios lugares, a veces guisadas o fritas, o adentro de caramelos. Los grillos también son comestibles. En China, que es uno de los paises que come más insectos, tiene en su lista cucarachas, lombrices, hormigas, grillos, arañas y moscas.

  • Rata de campo
  • En China se come casi todo, y la rata no podía ser la excepción. No crean que es la común que todos conocemos. Se trata de una rata de campo, que se alimenta de granos y cultivos. Es por eso, que los mismos agricultores la cazan y luego es cocinada a la parrilla.

  • Gato
  • ¿Han escuchado el conocido refrán “me dieron gato por liebre”? No es porque los dos sean rápidos, sino que el parecido entre el conejo o liebre y el gato se debe a su carne. Son de mucha similitud y parecido, el sabor podría engañar hasta un experto.

  • Pirañas
  • Las pirañas son peces muy pequeños que tienen muy mala fama por ser asesinos. En gran parte de la rivera del Río Amazonas, este pececito de dientes afilados es uno de los ingredientes más solicitado por los comensales nativos de la zona.

Puntaje: 
Promedio: 5 (2 votos)