Foto de Vilma Garcia

Bebidas típicas de Argentina

Sabores únicos y originales, ingredientes compartidos con países de la región, mezclas, tradiciones e innovaciones, tales son los elementos que definen a las bebidas que se producen en el extenso país sureño
Argentina - Bebidas típicas
Foto cortesía de forkyou

Este hermoso país del cono sur, es una gran extensión geográfica, que fue visitada y conquistada por europeos, especialmente italianos, españoles y portugueses, y posteriormente se convirtió en receptora de una significativa inmigración alemana. Todo ello ha dado como consecuencia, una amalgama de culturas que se reflejan en las costumbres y gastronomía únicas e irrepetibles, y que pueden apreciarse claramente en la literatura, la música, la arquitectura y la idiosincrasia en general.

De allí que la cantidad y variedad de bebidas, remita en ocasiones a los fríos parajes montañosos celtas, o recuerden a un pequeño pueblo italiano de orillas del mediterráneo, e igualmente, trasladen al consumidor, a las raíces guaraníes. En una antología de sabores y orígenes, se muestra de seguidas este singular crisol.

Yerba Mate

Mate

El término “mate”, proviene del vocablo quechua “mati”, que significa vaso o recipiente. Con este nombre se conoce a un arbusto originario de la cuenca del Plata, con cuyas hojas se prepara una infusión que aun cuando puede consumirse en solitario, generalmente es una vía socializadora, de la misma calabacilla o recipiente, beben varias personas, que comparten el humeante líquido agregándole constantemente agua caliente. Los primeros en consumirla fueron los indios guaraníes asentados en el Río del Plata, y en la actualidad es un símbolo por excelencia de identidad cultural.

Formas de consumo

Hay varias formas de utilizar la yerba mate, según el gusto o la ocasión:

  • La tradicional: es la que utiliza el mate puro, sin endulzar o saborizar, agregándole agua caliente, sin hervir, y tomándolo con una boquilla, casi siempre de metal
  • Tereré: es muy similar a la preparación anterior, pero en lugar de agua caliente, se agrega agua helada, o algún jugo cítrico como naranja, limón u otros. También es común entre los jóvenes, sustituir el agua o el jugo por bebidas gaseosas
  • Cocido: muy parecido al té, se toma en tazas donde se vierte la bebida ya preparada, aunque en la actualidad, se consiguen las bolsitas o saquitos al estilo del té tradicional. Esta versión se atribuye a los sacerdotes jesuitas que habitaban en Argentina en el siglo XVII

Existen numerosas tradiciones y creencias que acompañan el consumo de mate, y una de ellas atribuye a su preparación, significados especiales que resultan interesantes y curiosos. Estos son algunos ejemplos:

  • Amargo: simboliza fuerza y valor
  • Dulce: amistad y cariño
  • Muy dulce y caliente: demuestra amor ardiente, pasión
  • Lavado: significa desprecio

Vino Patero

Vino patero

Se trata de una de las bebidas más populares del país, muy popular sobre todo en los valles calchaquíes. Como su nombre lo indica, es un tipo de vino producto de la fermentación de uvas pisadas (o pateadas) con pies descalzos o botas. Por lo general, estos vinos son rosados o bien, claretes, de una variedad original de Sudamérica.

Las bodegas familiares actuales, han perfeccionado su preparación sin descuidar los métodos artesanales originales, para mantener una identidad única, cuya característica principal es la naturalidad y abundancia de las cosechas tardías en los pequeños viñedos. El vino patero se popularizó a partir de 1860 y principalmente, con la llegada del tren en 1884.

Chicha

Chicha

En un principio, era una bebida ceremonial y también cotidiana, que consumían los indígenas del noroeste argentino. Posteriormente se fue popularizando entre los demás pobladores, aunque las clases cultas permanecían reacias a aceptarla como parte de sus tradiciones. Con el paso del tiempo, su preparación se fue perfeccionando y, en la actualidad, se consume como cualquier otra bebida popular.

Se produce como el resto de las versiones latinoamericanas, luego de la fermentación del maíz, cuyo producto se mezcla con otros ingredientes para endulzarla o saborizarla.

Café

Cafe

Aquí se expresa con intensidad la influencia mediterránea, específicamente la española e italiana. El argentino suele consumir el café tostándolo de una vez con el azúcar. Un aspecto curioso se da también en el hecho de que en zonas rurales se producen sustitutos como el café de mistol, algarrobo o higo, que imitan el consumo tradicional, pero sin las sustancias nocivas.

Chocolate

Chocolate

Aun cuando el cacao es de origen mesoamericano, su consumo en Argentina se atribuye a la influencia española. En el invierno, es común tomar chocolate caliente con churros, y en las festividades patrias del 25 de mayo y el 9 de julio, se sirve chocolate en los centros educativos del país.

Si bien pueden encontrarse gran variedad de tés de origen europeo, los argentinos prefieren el producido en el país, en la provincia de Corrientes o en Misiones, que vienen en bolsas o saquitos de papel permeable. Su consumo mantiene la tradición europea de usar tazas de porcelana donde se coloca el té y se le vierte el agua caliente de las teteras.

Vinos

Vinos

Al igual que en el resto de los países de América Latina, en Argentina el cultivo de la uva y la expansión de las cosechas, estuvo directamente relacionada con la propagación de la fe cristiana, ya que la liturgia requería del vino para consagrar, y además, los curas, como buenos españoles, estaban acostumbrados a su consumo.

Las producciones se fueron perfeccionando al punto en que, el gobernador del poblado del Cuyo, en la provincia de Mendoza, por allá por 1853, contrató al francés Aimé Pouget, quien se encargaría de importar las primeras cepas, de lo que sería una de las producciones vinícolas más famosas del mundo.

Así, productos como Malbec, Cabernet, Merlot, Chardonnay y Pinot, son reconocidos hoy mundialmente.

Cerveza

Cerveza

En franca competencia con el vino desde mediados del siglo XX¸ la industria cervecera surge con fuerza en la década del 60' en Buenos Aires, y posteriormente en la región de Santa Fe, Río Segundo, Córdoba, Mendoza y Salta. Sin embargo, el producto cervecero propio de Villa General Belgrano, siendo una cerveza eminentemente artesanal, es considerada la mejor y más sabrosa de Latinoamérica y la quinta del mundo, debido principalmente, al hecho de que mantiene la tradición de elaboración bávara.

De allí surge la popularización de eventos como las llamadas Fiestas de las Cervezas en diferentes localidades del país, en muchos casos, emulando las tradiciones alemanas que incluyen consumo de embutidos y postres. La influencia celta también se hace sentir, con la celebración cervecera local del Día de San Patricio, el 17 de marzo.

El gusto argentino se inclina por las cervezas ligeras y rubias, de 4 ó 5 grados de alcohol, elaboradas a partir de trigo, malta, lúpulos y cebadas.

Para todos los gustos

  • Caña quemada: es aguardiente de caña de azúcar, que suele consumirse de manera especial, el 21 de junio con la llegada del solsticio de invierno
  • Hesperidina: licor elaborado a partir de la maceración de cáscaras de naranja
  • Chitronchelo: un licor artesanal traído por inmigrantes procedentes del Mezzogiorno, que se prepara con limón, de allí su nombre alusivo a la palabra cítrico
  • Mezcladitos: son combinaciones de bebidas alcohólicas con otras sin alcohol. Es común por ejemplo, mezclar vino con jugos de frutas o gaseosas. O los llamados medio y medio, que suelen combinar un vino seco con un vino dulce. También está el Yerbiao, que mezcla mate con ginebra o en su defecto, caña
  • Licores artesanales: son producidos en abundancia y variedad, mezclando caña con frutas y otros ingredientes como huevos, naranja, peperina, café, cereza, anís y dulce de leche
Promedio: 3.2 (5 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.