La alcachofa

La “Cynara scolymus” más conocida como alcachofa, es una planta que pertenece a la familia del Asteraceae, y aunque muchos no saben, se trata de una cabeza floral comestible. La planta de alcachofa llega a alcanzar hasta los 2 metros de altura

La alcachofa es oriunda de la zona del Mediterráneo, al noroeste de África; pero recién en el siglo XV ingresó a Europa. Es en Italia en donde se empezó a consumir, para después pasar a Francia y luego al resto de Europa y el mundo. Al principio era utilizada con fines médicos, sobre todo en el plano digestivo. Hoy se cultiva en grandes cantidades en Italia, Egipto, España y Perú.

Valores nutritivos de la alcachofa

La alcachofa es una verdura muy rica en fibras vegetales (5.4g), también contiene vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B9, C, calcio, magnesio, hierro, fósforo, potasio y zinc. Tan sólo tiene 43 calorías por cada 100 gramos de verdura.

Secretos de la preparación de la alcachofa

  • Muchas veces el agua no es suficiente para lavar la alcachofa por lo intrincado de sus hojas. Se recomienda sumergirla en agua con vinagre (cucharadas de vinagre blanco por cada litro de agua).
  • Para limpiar recorte las espinas con un cuchillo o una tijera, retire las hojas más duras y corte el tallo.
  • Una vez cocidas las alcachogas es recomendable comerlas cuanto antes, pasado los dos días pueden volverse indigestas y hasta tóxicas.
  • Cuando separe los corazones de alcachofa, para que no se oxiden manténgalos en agua o rocié un poco de zumo de limón sobre ellos.
  • Una vez cocidas las alcachofas deben ir directamente al refrigerador, si es posible dentro de una bolsa de plástico cerrada herméticamente.
  • Las alcachofas suelen flotar en las ollas o cacerolas en donde se cocinan, para que se cocinen bien tápelas con un plato de menor diámetro de la olla en donde las cocina, así el peso hará que se sumergen y se cocinan bien.

Los platos más populares preparados con alcachofa

Cocinar las alcachofas y comerlas con aceite de oliva, limón y un pizca de sal puede resultar un platillo muy delicioso. Pero no es la única manera de comer alcachofas, podemos optar por un delicioso pastel de alcachofas, una receta italiana en un risotto de alcachofas, como parte de una lasaña vegetariana.

Puntaje: 
Promedio: 4 (1 voto)