tallarines con mani y alcachofas

Tallarines con maní y alcachofas
(Receta)

El maní se ha convertido en un alimento importante en el mundo de la gastronomía. Antes era utilizado solo para decorar postres y demás dulces, sin embargo, hoy en día se integra con otros ingredientes salados para aportar textura a los platos. En otros lugares se le conoce como cacahuate y esta vez acompaña a unos suaves tallarines con alcachofas para completar un platillo divorciándose de las recetas tradicionales.

Porciones:  4
  • Preparación:
  • 30min
Tiempo Total:  80min

Ingredientes

3 alcachofas.
75 ml de zumo de limón.
150 g de pan rallado.
6 dientes de ajo triturados.
150 g de pan rallado.
1 cucharada de ralladura de limón.
90 ml de aceite de maní.
80 g de maní natural.
500 g de tallarines.
2 litros de agua.
1 cebolla morada grande cortada en plumas.
2 guindillas.
120 g de aceitunas negras sin hueso.
2 cucharadas de salsa de ostras.
70 ml de caldo de verduras.
Sal y pimienta al gusto.

Información

Preparación:
30min
Cocción:  50min
Tiempo Total:  80min
Dificultad:  Intermedio
Estación:  Todo el año
Nivel calórico:  Medio
Lugar de preparación:  En la cocina
País:  Internacional

Preparación

  1. Cortar los tallos de las alcachofas y retirar las hojas exteriores y luego con la ayuda de una cuchara, extraer la parte central dura.
  2. En una olla mediana, poner a calentar agua y añadir el zumo de limón cuando esta empiece a hervir, luego agregar las alcachofas sin tapar, hervir durante 30 minutos aproximadamente o hasta que estén blandas. Retirarlas del fuego, escurrirlas y cortarlas en 4 partes.
  3. En una taza pequeña, mezclar el pan rallado con el ajo y la ralladura de limón.
  4. En una olla agregar los 2 litros de agua y 1 cucharada de sal, calentar hasta hervir y luego agregar los tallarines; retirar del fuego cuando estén al dente, escurrir el agua por completo y reservar.
  5. En un caldero, calentar la mitad del aceite y saltear el maní hasta dorar un poco. Escurrirlo y colocarlo sobre papel absorbente.
  6. En el mismo caldero, saltear la mezcla de pan rallado con ajo hasta dorar ligeramente.
  7. Agregar los tallarines y saltear hasta calentar; retirar los tallarines del caldero y mantenerlos tapados para conservar el calor.
  8. En el mismo caldero, agregar el aceite restante y calentar; sofreír las alcachofas y la cebolla, la guindilla y por último las aceitunas. Cocinar hasta que la cebolla esté ligeramente dorada.
  9. Incorporar a la preparación anterior la salsa de ostras y el caldo de verduras; ir removiendo hasta que la salsa empiece a hervir, añadir sal y pimienta al gusto.
  10. Servir los tallarines acompañados con la salsa y los maníes.

Nota:

  • Al ser un plato con una carga calórica moderada, puede ser acompañado de unas rodajas de pan con ajo y perejil al horno. También puede ser acompañado de alguna ensalada fría como entrada o alguna proteína como carpaccio de lomo.