Bebidas tradicionales de Alemania

Cuando se habla de bebidas típicas de Alemania, enseguida se viene a la cabeza la cerveza alemana, por lo bien posicionada que se tiene la imagen de esta bebida en términos de calidad, variedad y arraigo cultural. Sin embargo, Alemania cuenta con una gran variedad de bebidas típicas, entre las que destacan vinos espumosos como el Federweisser, licores dulces como Killepitsch, y otros que seguidamente presentamos.

1 Café (Kaffee)

kaffee

Foto cortesía de online shop die-kaffee.de

De acuerdo con un informe realizado por la cadena de noticias alemana Deutsche Welle (DW), el consumo de cerveza al año bordea los 100 litros, 20 litros para el vino, y 150 litros para el café, convirtiendo esta última en la bebida más consumida por los alemanes, muy por encima de la cerveza, té o agua mineral.

Más de 1.000 sabores y más de 60 ácidos caracterizan el sabor único del café alemán. Algunos les gusta beber su café negro y concentrado. Otros prefieren el uso de Kaffeesahne, un tipo de leche condensada utilizado para suavizar el sabor. El café es, por lo tanto, la parte más esencial de la tradición Kaffee y Kuchen, donde los alemanes se sientan por la tarde a disfrutar de una rebanada de pastel con una taza de café caliente.

2 Cervezas

Cervezas alemanas

Alemania y la cerveza son un combo imbatible. Es uno de los mayores productores y consumidores de cerveza del mundo. Se estima que existen 1.300 cervecerías a lo largo del país, con más de 5.000 marcas, principalmente producidas por pequeños establecimientos locales.

Oktoberfest en Múnich es un gran atractivo turístico para conocer la cultura alemana y la mejor oportunidad para disfrutar de la inmensa variedad de sabores. Algunos de los tipos de cerveza alemana más consumidas son: Pilsner (su nombre se lo debe a la ciudad de origen: Pilsen), Kellerbier (cerveza que no pasa el proceso de filtrado), Weizenbier (característica del sur de Alemania), Altbier (de característico color cobrizo con tendencia al caoba), Bockbier (su graduación alcohólica ronda los 6,25°), Kölsch (típica de la ciudad de Colonia), Dunkel (cerveza de color oscuro y suave sabor), Helles (es una cerveza de color claro común en Baviera) y Schwarzbier (su nombre proviene de su color oscuro).

3 Apfelwein

Apfelwein

Entre las bebidas de Alemania más representativas está el Apfelwein. Es una bebida alcohólica de sabor frutal y un toque ácido, muy similar a la sidra, característica de determinadas zonas de Alemania, fundamentalmente del estado de Hesse, aunque se bebé en otras partes de Europa como Gran Bretaña y Francia. Se obtiene de la fermentación del jugo de manzanas y su graduación alcohólica aproximada es de entre 5° y 7°. El Apfelwein suele servirse en vasos de cristal tradicionales de Alemania llamados “geripptes”.

4 Killepitsch

killepitsch

Es un licor característico por su intenso color rojo, producto de la mezcla de más de 80 frutos, bayas y hierbas. Es típico de la ciudad de Dusseldorf, de sabor muy dulce y suele tomar con hielo.

5 Jägermeister

Jägermeister

Es un licor de color café oscuro elaborado en base de 56 hierbas distintas (anís, regaliz, bayas de enebro, jengibre, son algunas de ellas), con un 35% de alcohol. Es una de las bebidas preferidas de los alemanes y se comercializa ampliamente fuera del país. Por lo general se bebe solo en vasos cortitos (shots o caballitos), y cuando se combina -se deja caer el shot dentro de una pinta de 20 onzas o 568 ml- con cerveza o un energizante -Redbull o cualquier otra bebida energizante-, se le conoce como Jägerbomb.

6 Eierlikör

Eierlikör

Se trata de una bebida alcohólica obtenida de la mezcla de brandy, whisky, ron, leche, azúcar, huevos y crema. Es una bebida espumosa de suave textura que se bebe, generalmente, en los fríos días de invierno al lado de la estufa o en los días de fiesta y celebración.

7 Federweisser

Federweisser

Es un vino varietal blanco espumoso producto de la primera vendimia de la temporada. Su graduación alcohólica ronda el 4% y debe beberse enseguida de adquirido (se vende generalmente entre los meses de septiembre y octubre), ya que fermenta muy rápidamente.

Y cuando se habla de vinos alemanes, no podemos dejar de mencionar la presencia de regiones vitivinícolas con exquisitas producciones originadas en los monasterios de antaño y elaboradas por los primeros monjes, cuya historia se remonta a la época de los romanos, quienes fueron los que llevaron la vid y el expertise necesario, a través de los Alpes, para hacer de su cultivo apto en regiones frías de la Germania bárbara.

Finalmente, el consumo de té tanto como agua mineral (Mineralwasser), leche (Milch), jugo de frutas (Fruchtsaft), y bebidas mixtas conocidas como Schorle -pudiendo ser una combinación de jugo de fruta con agua mineral, vino con agua mineral o limón con agua mineral- son del agrado y preferencia de los alemanes contemporáneos. Prost! (¡Salud!)

Puntaje: 
Sin votos aún