macarrones con tomate y rucula

Macarrones con tomate y rúcula
(Receta)

La rúcula es un alimento rico en proteínas, vitaminas A, K y C. Al combinarla con los macarrones se crea un balance de sabores que pueden satisfacer a los comensales más exigentes. A esta fórmula se suma la suavidad del tomate y gracias a su color rojo intenso se puede obtener un emplatado elegante. Es una preparación ideal para consumir durante el almuerzo.

Porciones:  4
  • Preparación:
  • 30min
Tiempo Total:  55min

Ingredientes

500 gramos de macarrones o la pasta de preferencia.
50 gramos de aceitunas negras sin hueso, cortadas en rodajas.
50 gramos de filetes de anchoas (1 lata).
2 litros de agua.
250 gramos de hojas de rúcula.
1 cebolla grande cortada en brunoise.
3 ½ cucharadas de mantequilla.
3 ½ cucharadas de aceite vegetal.
2 litros de agua.
1 kg de tomates tipo perita.
1 pizca de pimienta molida.
Queso parmesano al gusto.
2 cucharaditas de sal.

Información

Preparación:
30min
Cocción:  25min
Tiempo Total:  55min
Dificultad:  Fácil
Estación:  Todo el año
Nivel calórico:  Medio
Lugar de preparación:  En la cocina
País:  Italia

Preparación

Lavar bien todos los vegetales con suficiente agua.

Triturar con un tenedor los 50 gramos de anchoas, reservar.

Pelar los tomates retirándoles toda la piel, cortarlos a la mitad y retirarles las semillas. Cortarlo en trozos pequeños, reservar.

Cortar en trozos grandes las hojas de rúcula, reservar.

En una olla colocar el agua y la sal. Llevar a hervor y luego agregar la pasta. Cocinar por 13 a 15 minutos, dependiendo de las instrucciones del empaque.

Colocar en un caldero la mantequilla junto al aceite; llevar al fuego y cuando esté caliente, agregar la cebolla y saltear por 3 minutos aproximadamente.

Agregar las anchoas trituradas y las aceitunas negras.

Adicionar el tomate junto a la pimienta y cocinar por 4 minutos más revolviendo constantemente.

Luego, agregar la rúcula y cocinar durante 1 minuto.

Una vez la pasta esté lista, colarla y retirarle toda el agua.

Servir la pasta y agregar la salsa por encima y adicionar queso parmesano al gusto.

NOTA: La ventaja de este plato es que no necesita acompañantes, ya cuenta con todos los sabores necesarios para conquistar el paladar. Las anchoas pueden sustituirse por tocino picado en trozos y así adaptar la receta para los más pequeños de la casa.