Una dulce tradición del Domingo de Pascuas

El huevo de Pascuas

Los huevos de Pascua son tradición del domingo de Pascuas en varios países del mundo, entre ellos: Uruguay, México, Chile, Brasil, Argentina, Italia, Alemania, Estados Unidos, entre otros.

Esta costumbre se universalizó en la Edad Media y representa la resurrección de Jesús; la cáscara simboliza la tumba en la que fue sepultado, por ello en el Domingo de Pascua se rompe la misma.

En un principio se pintaban huevos de gallina manualmente con colores fuertes que simbolizaban la luz del sol y posteriormente los reposteros comenzaron a elaborarlos de azúcar, gelatina o chocolate que es principal ingrediente utilizado en la actualidad. La tradición es esconderlos en distintos lados de la casa, para que los niños disfruten buscándolos, en los que se denomina la cacería de huevos.

Tipos de huevo de Pascua

  • Huevos de Pascua de azúcar

  • Estos huevos son una alternativa para quienes no pueden comer chocolate o no les gusta. Se venden comercialmente en distintos comercios o pueden elaborarse artesanalmente en casa. Los ingredientes son azúcar, colorante y agua. Se preparan colocando azúcar en un recipiente y agregando unas gotas de agua para humedecerla y que se una. Luego agregar el colorante elegido y una vez obtenido el tono deseado colocar la preparación en las tapas del molde de huevo y dejar secar durante unos 20 o 30 minutos. Desmoldar y dejar hasta que endurezca bien.

  • Huevo de Pascua de gelatina

  • Para los que no pueden comer chocolate porque son alérgicos, no les gusta o lo que sea, los huevos de gelatina son una sana alternativa. Se realizan preparando primero la gelatina, luego se limpian los moldes con aceite vegetal, se rellenan con cuidado con la gelatina y se refrigeran durante al menos unas 3 horas. Luego se abre el molde con cuidado ayudándose de un cuchillo para separar las mitades del molde y se guardan en el refrigerador.

  • Huevo de Pascua de chocolate

  • Los huevos de Pascua de chocolate son los más populares en estas fechas, pueden ser de chocolate negro, chocolate blanco, macizos, huecos, calados, rellenos de confites, bombones, juguetes, decorados con flores de azúcar, etc. Hay una gran variedad de opciones y tamaños.

    Por ejemplo para hacer un huevo de Pascua de chocolate calado se debe seguir el siguiente procedimiento:

    Derretir una cantidad suficiente de chocolate bitter y con un pincel pincelar con 3 pasadas todo el borde del molde con el chocolate. Colocar el resto del chocolate derretido en una manga y hacer una cuadricula en el molde con el chocolate, teniendo la precaución de hacer rayas gruesas para que no se quiebren con facilidad. Llevar al refrigerador y dejar endurecer. Luego desmoldar con mucho cuidado de que no se rompa el huevo.

Agregar comentario