Mitos sobre el azúcar

Los azúcares son hidratos de carbono que aportan la energía necesaria al organismo para afrontar sus quehaceres cotidianos. Están presentes en alimentos como frutas, lácteos y agregados en bebidas azucaradas, galletas, tortas, etc. Sin embargo, el organismo no los distingue y transforma a todos en glucosa, el combustible necesario para su funcionamiento.

Al ser el azúcar el combustible por excelencia utilizado por el cerebro, es de vital importancia consumirlo en la cantidad justa y necesaria. Pese a que es beneficioso para la actividad intelectual, para el correcto funcionamiento del organismo y la actividad física, existen varios mitos que colocan al azúcar como un alimento perjudicial.

¿Pero qué hay de cierto en lo que se dice respecto al azúcar? Veamos seguidamente algunos de estos mitos.

1 El azúcar es fundamental para la actividad física

Mito verdadero.

Especialmente para los deportistas profesionales o de alta competición, los azúcares son clave para el rendimiento y la recuperación tras el ejercicio intenso. Los azúcares complejos (carbohidratos como arroz, pasta, legumbres, preferentemente integrales) deben ser consumidos durante el día. Y cuando el ejercicio supera los 90 minutos, lo aconsejable es aportar azúcares a partir de barritas de cereal, bebidas energizantes, que combinan azúcares simples y complejos.

La dietista nutricionista Marisa Burgos explica sobre el rol del azúcar en el organismo de los deportistas:

…la mayoría de azúcar añadido a los productos alimentarios y suplementos que consumen los deportistas suelen ser sacarosa (glucosa+fructosa) o una combinación de carbohidratos más simples (dextrosa y fructosa) y complejos (maltodextrina). La función principal de estos hidratos de carbono es evitar la depleción de glucógeno muscular, que suele ser la principal fuente energética para el metabolismo muscular y determina en gran medida el rendimiento del deportista.

Durante el período precompetitivo, las recomendaciones de azúcares simples suelen ser las mismas que para el resto de la población, es decir, como máximo un 5% de las calorías totales.

…sólo cuando la actividad física se prolonga más de 90 minutos está recomendado hacer reposición de azúcares y sodio a través de bebidas isotónicas, geles, etc., lo que puede hacer variar ese porcentaje inicial.

2 El azúcar rubia es más saludable que el azúcar blanco

Mito no totalmente verdadero.

El azúcar blanco se obtiene de la caña de azúcar y remolacha azucarera, que posteriormente pasa por un proceso de refinado. Cuanto más blanca es el azúcar mayor es su grado de refinamiento y en ese proceso de se pierden nutrientes. En cambio, el azúcar marrón se obtiene del jugo de caña de azúcar y su color corresponde a los restos de melaza que se adhieren al cristal de sacarosa. Existe una leve diferencia entre ambas, que radica en el escaso contenido de algunos nutrientes que aporta ésta última: Vitaminas del grupo B, calcio, magnesio, potasio y sodio. Pero en cuanto al contenido calórico son exactamente iguales.

En la cocina dependiendo de la receta o preparación será adecuado utilizar azúcar blanca o azúcar rubia. Ésta última es mejor, por ejemplo, para la elaboración de galletas, ya que aporta más humedad que la blanca y el resultado es que quedan más tiernas y menos crujientes.

3 Sin azúcar es lo mismo que 0 calorías

Mito Falso.

Las calorías no las aporta solamente el azúcar. Por lo tanto, cuando un alimento dice 0% azúcar, puede que ésta haya sido remplazada por algún edulcorante. Pero esto no significa que no contenga calorías provenientes de otros alimentos como la grasa y demás insumos utilizados en la elaboración. Es por ello que es fundamental leer atentamente las etiquetas nutricionales.

Continúa leyendo la segunda parte sobre los mitos, verdades y falsedades del azúcar.

Puntaje: 
Sin votos aún