Bocaditos con el té
Brownies

La hora del té es una tradición en Inglaterra donde se sirve puntualmente a las 5 de la tarde. Pero en varios países del mundo, se acostumbra tomar el té ya sea en algún lugar especial para ello “Casa de té” o “Salón de Té” o un servicio de té en casa.

El té puede acompañarse tanto con bocados dulces, como salados. Un servicio de té puede incluir varios alimentos y preparaciones. Por ejemplo: Scones salados, medialunas, porción de tarta dulce, galletitas dulces, muffins, etc.

Aquí van algunos ejemplos y sugerencias para realizar un buen servicio de té.

Bocaditos salados para la hora del té

  • Bastoncitos de queso
  • Cortar mozzarella en bastones, batir huevo y condimentarlo con sal y pimienta, pasar los bastoncitos por harina, posteriormente por el huevo y finalmente por pan rallado. Dejarlos reposar en la heladera durante 1 hora y luego fritar en aceite bien caliente.

  • Scones salados
  • Los scones son tradicionales de la gastronomía del Reino Unido. Pueden ser dulces o salados, los primeros pueden tener pasas, arándonos, ciruelas, ralladura de limón; los salados de panceta, queso, pimienta, entre otros ingredientes.

  • Sándwiches calientes
  • Los sándwiches calientes de jamón y queso pueden acompañar muy bien una mesa de té. Se trata de pan tostado relleno con jamón y queso o jamón y mozzarella.

  • Medialunas saladas
  • Las medialunas son tradicionales de Argentina y de Uruguay (en este país de denominan Cruasán), aunque su origen es austriaco. Se trata de bollería con masa de hojaldre, mantequilla y levadura y pueden acompañar perfectamente un servicio de té. Pueden ser simples o rellenas, caso en el cual están rellenas de jamón y queso.

Bocaditos dulces para la hora del té

  • Brownies
  • Son pequeños pasteles de chocolate típicos de la cocina estadounidense, que pueden cubrirse con un espeso jarabe de chocolate y llevar dentro trozos de nueces.

  • Muffins de vainilla y chocolate
  • Son similares a las magdalenas, pero se elaboran con distintos ingredientes y pueden llevar distintos rellenos, incluso salados.

  • Tarta de manzanas
  • La tarta de manzana es un clásico a la hora del té y existen varias recetas y variantes: Tarte Tatin francesa que se coloca primero la manzana, luego la masa y se da vuelta; Apple pie tradicional anglosajona, en la que se envuelve la fruta con la masa.

  • Galletitas de jengibre y nuez
  • Se preparan con manteca, azúcar, miel, canela, jengibre, nueces picadas, harina, fécula de maíz, clavo de olor y bicarbonato de soda. Son riquísimas e ideales para la hora del té.

Puntaje: 
Promedio: 5 (2 votos)