Receta: Lasagna picante

Promedio: 4 (3 votos)

La lasaña es uno de los platos típicos de la comida italiana, existen cientos de variedades según los ingredientes que se utilicen en su preparación o la salta utilizada, esta receta que os presentamos en una combinación para obtener una lasaña con un sabor diferente una mezcla de picante con un toque suave de queso.

Porciones:  4
  • Preparación:
  • 60min
Tiempo Total:  120min
Lasaña picante
Receta de lasagna picante (también conocida como lasana picante o lasaña picante)

Ingredientes

12 placas de lasaña
500 g de carne picada de pollo o una combinación de pollo – pavo
1 diente de ajo
250 g tomate frito
300 ml de leche fría
Aceite de oliva
Una nuez de mantequilla
Queso rallado semi-curado
Queso especial para gratinar
Agua
Pimienta
Sal
Orégano
Tabasco
150 ml de vino blanco

Información

Preparación:
60min
Cocción:  60min
Tiempo Total:  120min
Dificultad:  Intermedio
Nivel calórico:  Alto
Lugar de preparación:  Al horno
País:  Italia

Preparación

  1. En una cazuela honda agregar aproximadamente 500 ml de agua con una cucharada de aceite de oliva y sal, cuando esté hirviendo, introducir las placas de lasaña. Dejar cocer aproximadamente 8 minutos o el tiempo indicado en el envase
  2. Se enfrían con agua fría y se colocan en un plato o fuente llana, prestando atención a que no queden unas encimas de otras para que no se peguen ni se rompan. Reservar
  3. En una cacerola poner la nuez de mantequilla, cuando esta derretida añadir la harina y mover durante un par de minutos. Luego agregar la leche y cocinar durante unos 5 minutos moviendo muy bien. Por último añadir la sal, pimienta, orégano y un puñadito de queso rallado semi-curado, dejar cocer un par de minutos y reservar
  4. La bechamel debe tener una consistencia media, si queda muy espesa puede añadirse un chorrito de leche y remover muy bien
  5. Picar el diente de ajo, para que no quede muy intenso el sabor, se puede quitarle el tallo central
  6. Para que no se pegue la carne, calentar una cazuela mediana, cuando esté caliente añadir un chorrito de aceite de oliva, calentar y después añadir el diente de ajo picado. Se remueve un minuto y por último, se añade la carne picada de pollo o pollo - pavo con una pizca de sal
  7. Rehogar la carne durante unos minutos, si se desea que quede más tierna añadir aproximadamente 150 ml de vino blanco y luego se deja cocer hasta que el vino se consuma
  8. Cuando la carne esté casi lista agregar pimienta, orégano y un puñadito de queso rallado. Revolver
  9. Añadir el tomate frito y dejar rehogar un par de minutos y, para darle un toque picante, agregar un chorrito de tabasco
  10. Precalentar el horno durante un par de minutos. Engrasar con aceite una fuente cuadrada de horno, colocar una tanda de placas de lasaña, añadir la carne picada bien extendida por encima y cubrir con bechamel
  11. Realizar el mismo proceso hasta que se colocan todas las placas de manera que la capa superior sea sólo de lasaña, añadir bechamel y una capa de queso especial para gratinar
  12. Añadir la fuente en el horno y gratinar la lasaña durante unos cinco minutos o hasta que el queso se haya fundido

La preparación es laboriosa, pero se puede hacer y después se congela en un recipiente hermético y apto para utilizarlo en el horno o microondas. De esa forma se evita que la lasaña se estropee y conserve intactas todas sus propiedades y su exquisito sabor.

El nivel calórico es medio y es preferible comer una lasaña casera que una ultracongelada.