El futuro de la gastronomía
En Japón hay máquinas expendedoras de alimentos variados

Siempre que el hombre pueda detenerse, mirar hacia atrás y hacia el futuro estableciendo una comparación, será capaz de presenciar la evolución. Si observamos el ámbito de la gastronomía en perspectiva, seremos capaces de notar cómo han cambiado a lo largo del tiempo tanto las técnicas y métodos de cocción, como las combinaciones de alimentos e incluso los ingredientes utilizados con fuerza en la cocina.

El tiempo trae consigo novedosa información que influye en la manera de preparar nuestros alimentos, mezclarlos y consumirlos, también influye en las opciones disponibles en el mercado.

Veamos algunas tendencias de la gastronomía para la próxima década:

Cultivos propios

Una tendencia creciente es la de cultivar las verduras, frutas y hierbas en el propio jardín del hogar con el objetivo de consumir alimentos frescos. También hay quienes deciden criar pollos y cerdos en su hogar, si cuentan con terreno suficiente.

Según datos de la Asociación Nacional de Jardinería (Estados Unidos), los cultivos en hogares han crecido un 24 por ciento desde el año 2007.

Extraños alimentos

Antes solíamos ver con cierto asco documentales acerca de la alimentación en otros países donde es moneda corriente consumir pulpos vivos, perros, insectos crudos o fritos, placenta humana, víboras, orejas de cerdo y demás. En la actualidad, podría decirse que el panorama ha cambiado, la gastronomía también se ha globalizado y nos estamos animando a probar alimentos que antes hubieramos despreciado.

Entre los americanos se está volviendo una práctica común la de ingerir alimentos extraños, de hecho, se han creado compañías tales como Bizarre Foods que fomentan este tipo de consumo.

Exquisitos vegetales

Otra de las tendencias que ha experimentado un gran crecimiento a lo largo de los últimos años y promete seguir haciendo lo mismo en miras hacia el futuro, es el vegetarianismo.

En Estados Unidos, cerca del 12 por ciento de las mujeres menores de 35 años no comen carne, y un 3 por ciento de la población total de adultos es vegetariana estricta, es decir que no consume carne, pescado ni aves de corral.

Máquinas expendedoras de alta cocina

Ya son comunes en Asia, Estados Unidos y Europa las máquinas expendoras de alimentos tales como sushi, fideos, langostas, helados y tartas.
Esta tendencia evolucionará aún más con el paso del tiempo, ofreciendo al público una rica comida en cualquier momento y esquina.

Lleva tu propia comida

La ciudad de Nueva York cuenta actualmente con cerca de cinco bares que permiten a los clientes llevar su propia comida y consumir bebidas del local. Esta idea resulta sumamente funcional para bares que no tienen carta de comidas, aunque sí de bebidas y cócteles, y le permiten al público tomarse un trago y no gastar una fortuna en un plato. Star Bar Denver es un buen ejemplo del caso.

Menos conservantes artificiales

Varias compañías han decidido hacer ciertos ajustes en sus producciones y dejar de lado el excesivo uso de conservantes, colorantes y sabores artificiales, y sustitutos del azúcar.
La que comenzó con esta tendencia fue Häagen-Dazs y otras compañías como Frito-Lay, Kraft, Campbell, Beech Nut y Starbucks, le están siguiendo los pasos.

Parejas indisolubles

Otra de las tendencias creciente es la de producir alimentos pensados para ser combinados con un ingrediente específico, tal es el caso de las galletas Daelia para comer solo con queso, o de las barras de chocolate de Brix Chocolate pensadas para ser consumidas con vino. Esto hace dudar si se trata de propuestas de refinados maridajes o de asociaciones entre compañías de alimentos.

Comida móvil

La movilidad también ha llegado al mundo de la gastronomía. Otra tendencia creciente es la de la comida móvil, aquella que se puede consumir en la calle gracias a camiones que pasean por las ciudades ofreciendo tacos, golosinas, helados, hamburguesas y demás.

Puntaje: 
Sin votos aún