El menú ideal para Navidad

Si usted no ha leído nuestro menú de navidad, lo invitamos a que revisite la primera parte del artículo donde obtendra deliciosas recetas navideñas.

4

Postres navideños

Algunas opciones para deleitar el paladar en la noche buena son las siguientes:

Tiramisú de chocolate

Un postre que gusta a todos, de textura y sabor suave, es perfecto para la culminación de la cena. Una preparación típica de la cocina italiana que se caracteriza por el sabor inconfundible del queso mascarpone en combinación con el chocolate y el café.

Helado de limón con cava

Otro clásico que es excelente como postre, sobre todo si se trató de una cena copiosa. Es un postre que puede servirse tanto si hace frío como calor y prepara el paladar para el resto de los dulces navideños.

Budin inglés

Infaltable en las mesas de Navidad, puede ser con frutas secas, trozos de chocolate o sólo y para darle un toque diferente un baño con glasé de limón o naranja espolvoreando sobre la cubierta nueces molidas.

Cupcakes de navidad

Divertidos y deliciosos pueden hacerse de diferentes sabores y formas. Todos ellos decorados de manera distinta, harán las delicias de los más pequeños y de los adultos que gustan de los dulces navideños.

Ideas adicionales las podra encontrar en el siguiente art[iculo sobre postres para navidad.

5

Bebidas navideñas

En cuanto a bebidas navideñas, las más tradicionales son:

Ponches con y sin alcohol

Los ponches son tradición en la mesa de Navidad y Año Nuevo, pueden hacerse con alcohol o con zumos de frutas para que puedan brindar también los más pequeños.

Sangría

Una bebida clásica española que es popular en todo el mundo, hecha a base de vino tinto, frutas picadas y zumos de frutas, endulzada con azúcar y un poco de ron o brandy.
El secreto de la sangría es hacerla apenas una hora antes de servirla para que las frutas no cambien de color. Se sirve bien fría y puede agregársele un poco de hielo.

Clericó

Se trata de una bebida refrescante que suele beberse para Navidad y fin de año sobre todo en países de Latinoamérica. Se sirve bien helado en jarras y se prepara con frutas cortadas pequeñas y vino. El tradicional es con vino blanco dulce, pero puede hacerse con sidra, vino rosado o champaña. Se agrega azúcar al gusto y si se desea un copita de ron. Debe dejarse descansar por lo menos una hora en el refrigerador antes de servir para que la fruta pueda absorber el sabor del vino.

¿Necesita más recetas e ideas? Visite el especial sobre bebidas para navidad.

Si todo todo esto no es sufiente para crear su menú navideño con deliciosas recetas, lo invitamos a que lea lo siguiente:

Agregar comentario