Origen, valor nutricional, secretos de su preparación y preservación y sus distintos usos en la gastronomía

Fresas

La fresa (fragaria) es una fruta que pertenece a la familia de plantas estoloníferas de la familia Rosaceae. Se trata de una baya silvestre de la cual existen más de 400 tipos, pero sólo 20 son aceptados y comestibles.
Su origen es incierto, todo apunta que esta planta es de origen asiático, pero no existen registros que puedan avalar contundente esta hipótesis. Siglos atrás se empezó a usar con usos medicinales por ser muy rica en vitamina C y se un excelente diurético.

Valores nutritivos de la fresa

La fresa es una fruta muy rica C, fue uno de los antiguos remedios naturales contra el escorbuto (enfermedad por insuficiencia de vitamina C); pero también es un excelente diurético, es por eso que se incluye en las dietas para perder peso.
La fresa también posee vitamina K, E, magnesio, calcio, hierro, potasio y manganeso. Por cada 100 gramos de fresas estamos tomando tan solo 30 calorías.

Secretos de la preparación y conservación de la fresa

  • Antes de usar las fresas es necesario que las lave cuidadosamente, se le debe quitar el tallo y las hojas. Asegurarse de que no quede ningún rastro de tierra, para ello debe remojarlas en agua más de una vez, hasta que vea que el agua no tiene vestigios de tierra.
  • Para conservarlas por más tiempo las puede colocar en una hielera de aluminio (separadas) e introducir las hielera en una bolsa para congelar y introduzca la hielera al congelador. Para usar descongélelas al tiempo.
  • La fresa es una fruta de corta vida, trate de consumirla uno o dos días que las compró.

Los platos y postres más populares preparados con tomate

La fresa es una fruta muy versátil, sólo bastará unas gotas de limón y una pizca de azúcar para que sean una delicia al instante, también sumergidas en vino blanco o champagne son una delicia; si le gustan más dulces podrá bañarlas en chocolate, crema chantilly o leche condensada.

Pero si las quiere más logradas, en la repostería encontrará muchas formas de prepararlas, como un delicioso pastel de fresas o un cheesecake de fresas, para los niños y no tan chicos unas tartaletas de fresa. También para el verano podemos optar por una granita de fresas, o una deliciosa fresa colada.

Agregar comentario