San Valentín

El 14 de febrero es una buena fecha para celebrar, y qué mejor que hacerlo con una cena romántica con el ser amado y a la luz de las velas. Aquí algunas ideas para que sorprendas con un cena de San Valentín.

Cena de San Valentín número uno: Cena al horno

Las cenas al horno son siempre más románticas, ya solo el hecho de esperar que salga lo horneado es emocionante. Es por eso que en nuestra primera cena proponemos un clásico pollo al horno, el que podemos acompañar con una ensalada Olivier o también conocida como "ensalada rusa". Para el postre proponemos un helado de fresa y chocolate. Pero quizá la parte más importante de la cena sea el brindis, y que mejor que con champagne, pero no pondremos creativos para darle color a la cena y preparamos unas refrescantes mimosas.

Cena de San Valentín número dos: Cena afrodisiaca

El día de San Valentín es el día del amor, así que elegir una "cena afrodisiaca" puede ser el mejor comienzo de la velada. Empezamos y abrimos con unas sabrosas conchitas a la parmesana, después de este interesante aperitivo seguimos como plato de fondo unos espaguetis a la puttanesca con una ensalada de langostinos. Esta cena termina con brindis de vino tinto o una refrescante sangria.

Cena de San Valentín número tres: Cena light

Si lo tuyo es la comida sana, con pocas calorías pero a la vez sabrosa, hemos hecho una elección perfecta para una cena light. Una ensalada es lo principal, así que optamos por una clásica ensalada César, como plato de fondo una deliciosa Pechuga rellena con salsa de cítricos. Por ser una cena light por San Valentín, no crea que nos olvidamos de el brindis. Podemos sugerir un cóctel Pisco Sour o Rise 'n Shine Juice hecho a base de champagne y jugo de naranja.

También puedes encontrar este exquisito y elegante menú para el Día de San Valentín.

Puntaje: 
Promedio: 1 (1 voto)