Huevos rellenos, cordero asado y helado de turrón

Pollo arrollado
Pollo arrollado

La cena de Año Nuevo puede incluir una gran variedad de platos dependiendo del país, costumbres y gustos familiares. Les presentamos algunas alternativas de entrada, plato principal y postre para llevar a la mesa este fin de año.

Entradas

  • Lengua a la vinagreta

  • La lengua a la vinagreta es un plato típico de la gastronomía uruguaya y argentina. Se trata de un corte de la lengua de la vaca que es hervida en agua hasta que se cocina y queda bastante tierna. Posteriormente es preparada en escabeche agregando vinagre, laurel, perejil, ajos, cebolla, morrón, zanahoria, huevo duro, aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. También puede agregarse aceitunas, alcaparras, puerro, apio, habas, tomate, entre otros ingredientes.

  • Huevos rellenos

  • Los huevos rellenos se preparan primero cocinándolos al punto de huevo duro. Una vez fríos se pelan y cortan en mitades. Seguidamente se les extrae la yema y mezcla con mayonesa, paté de jamón o también con atún, y se decoran con una aceituna encima. Se presentan en una fuente rodeados de lechuga crespa.

  • Pionono salado

  • Se toma un pionono, se unta con mayonesa, y se rellena con jamón, queso, aceitunas, lechuga y tomate. Otra opción es realizar una mezcla de mayonesa y atún para usarla como relleno. Por fuera se cubre con mayonesa y se puede decorar con aceitunas o tiritas de morrón rojo.

Plato principal

  • Cordero asado

  • El cordero asado es un platillo muy tradicional de las fiestas de Navidad y Año Nuevo en países latinoamericanos donde se prepara a la parrilla, aunque también puede cocinarse en el horno. En otros países del mundo como los musulmanes, es consumido en otras ocasiones y también es llevado a la mesa en algunas festividades judías como la Pascua. Para la cena de Año Nuevo suele prepararse con condimentos como sal (hay muchos cocineros que sólo le agregan sal y nada más), laurel, orégano, ajos, perejil, etc. Se le puede acompañar con diversas ensaladas frescas. Es una carne que lleva varias horas de cocción, aproximadamente unas 3 horas, y para que quede sabrosa debe cocinarse a fuego lento.

  • Pollo arrollado

  • Es ideal para servir en una cena de Año Nuevo. Puede comerse tanto frío como caliente y acompañarse de ensaladas frescas, patatas fritas o puré. Se prepara con pechugas de pollo que se estiran sobre papel filme y se rellenan con jamón, queso, aceitunas, perejil, ajos, zanahorias, huevo, morrón y se condimenta con sal. Por último se espolvorea con gelatina sin sabor para darle firmeza. Se enrolla con mucho cuidado para que no salgan los ingredientes y se le da varias vueltas con el filme. Una vez que adopta la forma se retira el filme, se le cose con aguja e hilo grueso -como se hace con el matambre arrollado-, y se cocina en el horno o la parrilla.

Postres

  • Helado de turrón

  • Es un postre típico de la gastronomía española. Se elabora en base a turrón blanco, leche, huevo y azúcar. En primer lugar se debe moler el turrón y agregarle las yemas con el azúcar. Luego se incorpora poco a poco la leche hirviendo, se lleva al fuego y se retira antes de que rompa el hervor. Se deja enfriar y cuando está frío se le lleva al freezer (congelador), y cuando la consistencia comienza a endurecer se añaden dos claras a punto nieve y se vuelve a colocar en el refrigerador.

  • Macedonia de frutas

  • Este postre clásico suele consumirse en Navidad y Año Nuevo debido a las altas temperaturas características de algunos países, ya que se elabora en base a frutas frescas de la estación. Entre las frutas que puede incluir están las fresas, piña, pomelo o naranja, manzana, melocotón, y durazno.

  • Tiramisú

  • El tiramisú es un postre tradicional italiano, que suele consumirse también en otros países del mundo. Se elabora en capas de bizcochuelo o galletas que se humedecen con café y sobre las que se unta una crema en base a huevos batidos con azúcar y queso mascarpone. Se decora espolvoreando cacao en polvo para darle un toque más elegante y sabroso.

Agregar comentario