El momento de la comida es una ocasión para compartir y disfrutar, y se puede mejorar con orden, elementos prácticos y detalles especiales.

Poner la mesa
Poner la mesa

Armar y decorar una mesa es un arte, uno que emplea un sin número de secretos y requiere de buen gusto, disposición y recursos, aunque sobre todo de conocimientos de protocolo y etiqueta, cuando se trata de comidas muy formales.

Se pueden identificar varios tipos de mesas según la ocasión y el entorno. Encontramos mesas al aire libre, de diario, de recepción, tipo buffet, semi-formales y formales. A continuación dos de los estilos más frecuentes.

Mesa de diario

Mantelería

Comience por colocar un mantel sencillo de tela con sus correspondientes servilletas; se estila también tener juegos de servilletas para combinar con los manteles de diario.

Otra opción práctica y válida para el diario, son los manteles individuales, considerando que su uso es estrictamente familiar, por lo que llega algún amigo y se le invita, se colocará el mantel completo.

Cubiertos

En la comida diaria se usa la cubertería básica pero bien colocada:

  • Tenedor a la izquierda
  • Cuchillo a la derecha con el filo hacia el interior
  • Cuchara a la derecha, lado exterior

En caso de comidas de un solo plato, es suficiente tenedor y cuchillo a ambos lados respectivamente.

Cristalería

Un vaso o copa grande para el agua. Si se sirve vino, se colocan dos copas, la del agua va a la izquierda. El agua se sirve en jarra de vidrio o cristal.

Vajilla

Aun para el diario, una mesa armoniosa es siempre agradable, por lo que se recomienda usar una vajilla sencilla pero completa, suficiente para ir cambiando platos durante la comida a medida que se utilizan. Postres, salsas, aderezos y acompañamientos, deben servirse en platos y recipientes específicos.

Al momento de servir

Se pueden colocar fuentes, bandejas y soperas o servir las porciones directamente en la cocina, colocando en la mesa las ensaladas para tomar al gusto, así como las frutas y postres; los panes deben estar ya cortados.

Decoración

Nunca está demás mantener arreglos sencillos o fuentes con frutas y flores, que le dan vida y alegría a la mesa, y trasmiten una sensación de armonía, abundancia y bienestar.

Mesa formal

Para presentar la mesa en un evento especial, se toman en cuenta muchos factores: el motivo o acontecimiento, número de invitados, hora, menú y el grado de formalidad. Es imprescindible además manejar bien las exigencias de protocolo para cada ocasión.

La mesa formal consta de: folletón o mantel protector, bajo mantel (debe sobresalir por debajo del mantel final) y el mantel principal o final.

Menú

Determina la cantidad de implementos que se colocarán en la mesa (platos, cubiertos, cristalería y adornos). Según los menús habituales para comidas especiales, se recomiendan las siguientes pautas:

Manteles

Impecables, de lino colores claros, preferiblemente blanco para el día, marfil para la noche. Las servilletas clásicas son de medidas 60 x 60 cm., y van dobladas de forma rectangular o triangular sobre el plato (sólo si es llano) o a la izquierda. Las variaciones que se presentan en forma de flores, figuras de animales o dentro de las copas, no obedecen a ningún protocolo y deben evitarse.

Cubiertos

De plata o acero inoxidable perfectamente pulidos, los cubiertos se colocan:

A la izquierda del plato

  • Tenedor para ensalada (de afuera hacia adentro)
  • Para el pescado
  • Para la carne

A la derecha del plato

  • Cuchara
  • Cuchillo para ensalada
  • Pala para el pescado
  • Cuchillo

Se colocarán en concordancia con el orden de los alimentos que se van sirviendo y se van retirando en ese mismo orden. Nunca se colocan más de tres cubiertos por lado, por lo que los cubiertos de postre van entre las copas y los platos. Si se dejan para el momento de servir, entonces se pondrán igual, tenedores a la izquierda, cuchillos y cucharitas a la derecha.

Cristalería

Se coloca en función del orden en el cual se servirán las bebidas, comenzando por la derecha: vinos blancos, vinos tintos y agua. Las copas de champán se ubican después de las copas para el agua, ligeramente desplazadas hacia el centro o acompañando los postres.

Vajilla

Si la comida es de etiqueta, se usa el bajoplato, que se retira junto con el segundo plato. Cumple funciones decorativas y como punto para centrar al invitado, y por lo general es de plata o cobre.

Sobre éste van dos platos, uno para retirar el platillos sopero y otro para el plato siguiente o segundo plato.

Platos de postre o frutas se colocan al momento de servir.

Los consomés se sirven en los tazones especiales de dos asas, con su platillo correspondiente.

Decoración

Los arreglos deben ser discretos y no impedir la visibilidad. De emplear flores, se evitará el exceso de olores. Los candelabros se usan solamente en cenas.

Generalidades

  • El café y el postre se sirven en la mesa, al gusto.
  • Las entradas, salidas y cambios de platos se realizan siempre por la izquierda.
  • Las bebidas se sirven siempre por la derecha, tomando las copas por la base.
  • No se sirven segundos platos hasta tanto todos los comensales hayan terminado el primer platillo o entrada. Igual procede con el café, licores y los postres.
  • El agua se sirve con antelación a la llegada de los comensales.
  • Nunca coloque ceniceros en la mesa.

Aun cuando se coma en soledad, es recomendable disponer de una mesa sencilla y bien servida, y disfrutar el momento consumiendo alimentos sanos y comidas bien preparas, saboreando una copa de vino y un buen postre. Si se comparte en pareja o familia, el encuentro en la mesa puede ser una ocasión de pleno disfrute para compartir, enriqueciendo la calidad de vida.

Agregar comentario