Foto de Augusto Ellacuriaga

Tipos de vinos según el tipo de cena

Tipos de vino

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos es como combinar los vinos con la cenas durante los días festivos, como en el caso de las cenas navideñas, o cualquier otro momento de deleite.

Seguidamente vamos a presentar alternativas de combinación de diversos tipos de vinos con carnes a emplear en las cenas de celebración especial.

Vinos para cena de pavo

La tradicional cena de pavo permite un cierto grado de flexibilidad en cuanto a combinación de vinos se refiere, actuando hasta cierto punto como un lienzo en blanco, ya que permite que otros sabores más intensos puedan manifestarse.

En recetas tradicionales que llevan salsa dulce de arándanos, verduras asadas con hierbas y especias, relleno salado, judías verdes en vinagre, y salsa cremosa -sabores que muy a menudo son contradictorios- los vinos tintos ligeros con un poco de acidez y un tanto afrutados son buenas opciones. Dentro de estas variedades tenemos al Zinfandel con sabor a frutilla, el terroso Pinot Noir, o un Chianti Classico italiano de excelente calidad que va bien con casi todos los alimentos.

Si se inclina más hacia el vino blanco, la acidez viva y sabor característico de hierbas del Sauvignon Blanc son una gran elección. La acidez del Riesling seco junto a un toque ligero de dulzura complementa muchos de los sabores que compiten. Otros favoritos son el Chardonnay y el Gewürztraminer.

Por supuesto, a veces la mejor opción es ofrecer ambos y permitir a los invitados que elijan por sí mismos. Algo que puede hacer es poner un par de copas en la mesa de cada huésped y permitirle probar un poco de vino blanco, o un sorbo de vino rojo, antes de decidirse por un favorito. Ofrecer algunas opciones antes de la decisión final también puede dar paso a una divertida conversación durante la cena. En caso de indecisión, o para completar alguna de las opciones ya propuestas, podría ofrecer a sus invitados una Rosé espumoso.

Vinos para cena de pato o ganso

Para aves más grasosas como el ganso o el pato, combine su cena con vinos tintos que son un poco más pesados, como el Syrah (Shiraz) y versiones más envolventes, más agradables como el Pinot Noir y Zinfandel.

Vinos para cena de asados de carne vacuna, cordero y venado

Esta es una de las categorías más complejas para la selección. Cabernet Sauvignon es la opción ideal para las carnes. Merlot y un Syrah de sabor carnoso también son buenas alternativas. Las proteínas en la carne ayudan a suavizar los taninos en los vinos ásperos y duros que gozan de viva acidez, dándoles un aroma más profundo y un sabor más astringente en la boca.

Vinos para cena de jamón al horno y asado de cerdo

Pruebe con un Riesling seco, un clásico que va muy bien con muchos platos a base de carne de cerdo, o un Rosé, un espumoso que también combina bien con el cerdo. O si prefiere el vino rojo, pruebe un rojo más claro, como el Pinot Noir o el Beaujolais.

El aparejamiento del vino con el lomo de cerdo puede ser bastante cambiante y dependerá de la forma como este se cocina. Es probable que la combinación vaya mejor con un Riesling seco o con un Gewürztraminer cuando el lomo es preparado con una corteza picante; o un vino rojo afrutado como el Zinfandel, si el cerdo es asado con frutas secas y hierbas, o estofado en una salsa de vino.

Cena de fin de año

En la cena de año nuevo nada se compara con un brindis con champán (champagne) para recibir el año venidero. Para una explosión de sabor y tradición que mejor que celebrar con una botella de Dom Pérignon. Para una alternativa burbujeante menos costosa, un Cava español puede ser una excelente elección, así como el Prosecco italiano y, cómo no, el brut Californiano. El Prosecco y espumante Californiano sirven también para cócteles de champán en días festivos llenos de sabor.

Temperaturas de los vinos

Un buen rango de temperatura para este tipo de vinos es de aproximadamente entre 58 y 68 grados Fahrenheit, o su equivalente en grados Celsius entre 14 y 20. Los vinos rosados o rojos claros deben servirse un poco más fríos que los vinos rojos grandes como el Cabernet Sauvignon.

Durante la temporada navideña usualmente más fría en países como Estados Unidos y Canadá, los vinos tintos pueden ser servidos a temperatura de ambiente. Sin embargo, si usted mantiene sus vinos rojos en la cocina, y su cocina es un horno de calor después de muchas horas de preparación de la cena, moverlos a una habitación un poco más fría, como el sótano, un cuarto de servicio cerca del garaje sin calefacción, o meterlos en la nevera por 15 minutos antes de la cena, mejoraría sus opciones.

En cuanto a vinos blancos, trate de sacarlos de la nevera unos 15 minutos antes de servir de la cena.

Guardando el vino después de la cena

Si usted termina con varias botellas de vino abiertas sin finalizarlas, existen varias formas de preservar la bebida de los dioses griegos. Una de ellas es refrigerar las botellas. El clima frío disminuirá los cambios químicos que están conspirando para convertir el vino en vinagre.

Otro método consiste en transferir el vino sobrante a una botella más pequeña. Esto ayuda ya que una botella más pequeña tendrá menos aire que dañe el contenido líquido. También podrá comprar algunos dispositivos de succión de aire de la botella. O aun mejor, usted puede reunir la multitud alrededor de la mesa la noche siguiente para una continuación de la fiesta, y de esta forma terminar lo que empezó.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.